Powered by ProofFactor - Social Proof Notifications

Aprende a comer saludable

Tener una dieta saludable tiene muchos beneficios. Puede ayudarlo a bajar de peso o mantener su peso deseado. También puede reducir el colesterol y prevenir ciertas afecciones de salud. En general, una dieta saludable mantiene su cuerpo en funcionamiento todos los días. Aprenda a elegir alimentos más saludables.

Camino hacia una mejor salud

Las decisiones que toma acerca de lo que come y bebe son importantes. Deben conformar una dieta equilibrada y nutritiva. Todos tenemos diferentes necesidades de calorías según nuestra edad, género y nivel de actividad. Los estados de salud también pueden jugar un papel importante, incluso si necesita bajar de peso.

Elija alimentos de los cinco grupos y siga los consejos que se detallan a continuación.

Granos

Elija los productos que enumeran granos integrales como primer ingrediente. Por ejemplo, los panes de grano integral o harina de trigo integral. Los granos enteros tienen un bajo contenido de grasa y un alto contenido de fibra. También contienen carbohidratos complejos que le ayudan a sentirse satisfecho por más tiempo y evitan que coma en exceso. Evite los productos que dicen “enriquecido” o que contienen otros tipos de granos o harinas. No tienen los mismos nutrientes.

Los cereales calientes y fríos por lo general son bajos en grasa. Sin embargo, los cereales instantáneos con crema pueden contener aceites ricos en grasa o grasa butírica. Los cereales de granola también pueden tener aceites ricos en grasa y azúcares adicionales. En cambio, busque las opciones con bajo contenido de azúcar.

Trate de no comer dulces ricos, tales como rosquillas, bollos y magdalenas. Estos alimentos a menudo contienen calorías compuestas por más de 50 % de grasa. Las opciones más livianas, como el pastel ángel, pueden satisfacer su gusto por lo dulce sin añadir grasa a su dieta.

En lugar de esto: Pruebe esto:
Croissants, bollos, galletas y panes blancos. Panes integrales, incluyendo el de trigo, centeno y el pan integral de centeno.
Donas, pasteles y bollos. Muffin inglés y pequeños panecillos integrales.
Tortillas fritas. Tortillas suaves (de maíz o de trigo integral).
Cereales con azúcar y granola ordinaria. Cereales de grano integral, avena y granola baja en grasa.
Galletas saladas. Galletas bajas en grasa y azúcar, tales como galletas de animales, graham, centeno, de agua, saladas y de ostión.
Papas fritas o chips de maíz y palomitas con mantequilla. Pretzels (sin sal) y palomitas de maíz (sin mantequilla).
Pasta blanca. Pasta de harina de trigo integral.
Arroz blanco. Arroz integral o salvaje.
Arroz frito y mezclas de arroz o pasta con salsas con alto contenido graso. Arroz o pasta (sin yema de huevo) con salsas vegetales.
Harina de trigo blanca. Harina de trigo integral.

Frutas y Verduras

Las frutas y verduras son naturalmente bajas en grasa. Proporcionan sabor y variedad a su dieta. También contienen la fibra, las vitaminas y los minerales necesarios. Trate de no añadir grasas innecesarias a las verduras y las frutas. Esto significa evitar la margarina, la mantequilla, la mayonesa y la crema agria. En su lugar puede utilizar yogur, aceites saludables o hierbas para sazonar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

[]